Microrrelatos, Premios

Premio del IV Concurso de relatos Manuel Vázquez Montalbán

Homenaje a Montalbán

El pasado 20 de noviembre de 2015, en el Centre Cívic de Vallvidrera, tuvo lugar la ceremonia de homenaje al escritor Manuel Vázquez Montalbán con la entrega de los premios al mejor relato de novela negra. Para mí fue un auténtico honor recibir el primer premio por mi relato Noche oscura de Alma de la mano de Laia Puig, directora del centro, y de Jordi Muñoz, director de l’Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonès. El premio consiste en un curso impartido por Andreu Martín sobre cómo escribir novela policíaca. Seguro que aprenderé mucho del arte de crear y entrelazar el enigma y la negra acción.

Montalbán

Continuar leyendo…

Libros recomendados, Verum Fictio

Només ho saben les muntanyes

Misteri a Montserrat en el segle XVI

No són moltes les oportunitats que una té de fer una ressenya sobre la novel·la d’una companya de lletres i bons moments de tertúlia literària. És el cas de l’obra de la manresana Imma Cortina, Només ho saben les muntanyes, publicada per l’editorial catalana Cossetània. La novel·la, que ja va per la segona edició, ha estat la guanyadora del premi Sebastià Juan Arbó i és la primera de l’escriptora, alumna de l’Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonès.

La novel·la es construeix sobre una trama de misteri ambientada al monestir de Montserrat a les darreries del segle XVI, quan la comunitat de monjos depenia de la Congregació de San Benet de Valladolid, en temps del rei Felip II. Una epidèmia de febre tifoide comença a matar als monjos arreplegats a la infermeria, però el que surt de la normalitat és el fet que la majoria dels morts són els monjos autòctons i no els observants enviats per a portar un control sobre l’acompliment de la norma benedictina, i de pas, dels béns del ric monestir. Fra Mateu Lloret, un jove monjo gens conformista, creu que les morts són sospitoses de no ser per causa natural i es disposa a investigar. Aquest fet històric documentat lliga amb una història paral·lela del 2010, on els protagonistes són en Pep i la Irene, dos joves que passen uns dies de recolliment a Montserrat amb un motiu comú relacionat amb les seves pèrdues personals. Tots dos, inspirats pel sepulcre de Benet de Tocco, enviat papal mort durant la recerca de la veritat del cas del segle XVI, s’endinsen en el fosc succés creant la seva pròpia resolució dels fets. Continuar leyendo…

Libros recomendados, Lugares e inspiraciones

Halloween 2015: bosques encantados y cuentos góticos

Bosque de leyenda

La noche del 31 de octubre al 1 de noviembre es por tradición una noche mágica, de abertura y conexión con lo intangible, con lo que trasciende a la cotidianidad. Nuestros antepasados celtas, que tenían los bosques como escenarios sagrados, sabían muy bien que la Naturaleza es un templo y que si existe un poder indiscutible y arcano sobre el planeta su titularidad le pertenece por derecho. Hoy en día hemos dado la espalda a la sabiduría ancestral y nos situamos por encima de los objetos de veneración de los antiguos druidas. Y lo pagamos con el aire irrespirable de las ciudades y las advertencias de la OMS sobre las porquerías que ingerimos. Pero no todo está perdido, todavía existen lugares cercanos en los que la tierra huele a humedad y vida, los árboles extienden sus reverendas ramas verdes de hiedra y musgo al cielo y el sonido de las hojas al caer se confunde con la Tylwydd Têg o lengua de las hadas, como la denominaron en Gales. Uno de esos reductos de sobrenatural belleza se encuentra en Girona: es la comarca prepirenaica de la Garrotxa, pequeño paraíso de saltos de agua y hayedos como la Fageda d’en Jordà, asentado sobre la colada de lava del Croscat, uno de los veintiún volcanes que conforman el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

La Fageda d’en Jordà

Sant Joan de le Fonts

Sant Joan de le Fonts

sendero hacia el cráter de Santa Margarida

sendero hacia el cráter de Santa Margarida

Las ninfas y los faunos se escabullen del ser humano camuflándose en la floresta; tened cuidado con tropezaros con ellos, especialmente al caer el sol, pues antes de que el romanticismo confiriera a las criaturas de los bosques un aire encantador, se las consideraba de todo menos amables. Cuidado también con las seductoras “dones d’aigüa” de las fuentes y los ríos como el Fluvià. Y si queréis estremeceros, llevad a uno de estos idílicos rincones de la fronda lecturas inspiradoras, propias de la fecha que nos ocupa, llamésmola Halloween, Samhain, castañada o noche de Todos los Santos.

Continuar leyendo…

Experiencias culturales, Lugares e inspiraciones

Zamora, la bella desconocida

Zamora, hija del Duero

Ha llegado el otoño y es tiempo de nuevos objetivos, de iniciar otro curso y aprovechar para visitar lugares alejados del sol y la playa. Aunque la ciudad de Zamora es famosa por su Semana Santa, Bien de Interés Cultural de caracter inmaterial, vale la pena descubrirla por los múltiples tesoros que encierra, como son su casco antiguo salpicado de iglesias románicas y encantadoras plazas, rodeado de vetustas murallas que convivieron con un joven caballero llamado el Cid, la impresionante presencia del río Duero con su puente viejo y sus aceñas, la suculenta oferta gastronómica y sus alrededores plagados de historia y patrimonio.

Los amantes de la arquitectura románica tienen una cita obligada en Zamora, puesto que está considerada la ciudad con mayor número de edificios de este estilo de Europa: veinticuatro iglesias, un castillo (hoy Museo Baltasar Lobo de escultura), dos palacios, nueve casas, las murallas, el puente y la catedral, famosa por su original cimborrio con escamas.

Zamora fue hogar de poblaciones desde la Edad del Bronce, pero es más conocida por el pueblo celta de los vacceos, protagonista de la revuelta contra Roma encabezada por Viriato, líder muerto a manos de sus generales traidores. Viriato y sus gentes aguerridas y valientes hicieron temblar al Imperio y han suscitado la imaginación de escritores y poetas como Pessoa o Quevedo. Se sabe que el pastor lusitano celebraba sus victorias sobre los romanos arrancando un jirón de los estandartes rojos y atándolo en su lanza, lo cual originó la actual bandera de Zamora (ciudad y provincia): la “Seña Bermeja“.

Escultura de Viriato

Escultura de Viriato

Plaza de Viriato

Plaza de Viriato con el Palacio de Alba y Aliste (Parador Nacional)

Continuar leyendo…

Experiencias culturales

Museo de Culturas del Mundo

Un nuevo museo en Barcelona

En pleno barrio de la Ribera de Barcelona, en la famosa calle Montcada, y ocupando la casa del Marqués de Llió y la casa Nadal (palacios de los siglos XIII y XIV, respectivamente), hace menos de un año que ha abierto sus puertas el Museu de Cultures del Món, un espacio museístico dedicado a la etnografía y uno de los once integrantes de la red de museos denominada SWICH. Esta red es un proyecto europeo de cooperación cultural que nació en el 2014 y que está previsto que dure cuatro años más. La SWICH nace de la creciente emigración y de la diversidad cultural que debe de ser fuente de crecimiento, de creatividad y mejora de nuestras sociedades; para transmitir esto, el museo utiliza conceptos como la cocreatividad, la exhibición experimental, la interrelación, la subjetividad cultural, la ciudadanía emocional, la diáspora de objetos y personas y las nuevas tecnologías digitales como creadoras de nuevas formas de identidad.

El Museo de Culturas del Mundo de Barcelona reúne dos grandes colecciones de material antropológico: una selección de más de 30.000 piezas del actual Museo Etnológico de Barcelona y las cedidas en comodato al Ayuntamiento de Barcelona (unas 2.356 piezas) procedentes de la Colección Folch, colección privada fruto de las expediciones del empresario y químico Albert Folch i Rusiñol (1922-1988), poseedor de industrias como la de las pinturas Titan. Hace ya más de diez años, cuando realizaba mi proyecto de fin de Máster sobre el diseño de una exposición alrededor de la figura del chamán en diferentes culturas, tuve la suerte de conocer en persona esta fabulosa colección de objetos en la sede de la Avenida Pearson, que estaba reservada a las visitas especializadas. Conservo con cariño el libro “Arte Fang de la Guinea Ecuatorial” que me regalaron y que recoge parte de lo que la sección africana del nuevo museo muestra al público. Continuar leyendo…

Experiencias culturales

“7 vaixells 7 històries” del Museu Marítim de Barcelona

Una original exposición del Museu Marítim

El pasado 11 de junio de 2015 se inauguró la nueva exposición del Museu Marítim de Barcelona bajo el título “7 vaixells 7 històries” (7 barcos 7 historias), constituida por piezas de su magnífico fondo. La exposición, que forma parte de los proyectos de renovación del museo, se ha concebido para estar abierta al público al menos cinco años, por lo que se la puede denominar semipermanente, y es el resultado de una intensa colaboración entre el Área de Investigación y Colecciones y la de Educación y Actividades.

La exposición vertebra en siete espacios, siete temáticas clave del mundo marítimo. Cada espacio se ha delimitado mediante una original y llamativa estructura a base de más de veinte contenedores reciclados que son un testimonio de la importancia de la navegación en el desarrollo del comercio. Los elementos fundamentales con los que se ha trabajado para narrar estas historias ligadas al mar son las maquetas, los audiovisuales y los juegos interactivos, además de cerca de ochenta objetos de la colección propia (atlas, cartas náuticas, trajes de baño, carteles publicitarios, cañones, etc.). Y es que los visitantes de un museo de estas características reclaman sobre todo ver barcos, y eso hace la exposición: asociar un barco emblemático con un tema y una historia personal de un personaje, interpretado equitativamente por actores y actrices. Los siete barcos y las siete historias conforman los siguientes espacios expositivos:

  1. Balandro. Disfrutar del mar y quererlo.
  2. Portacontenedores Pilar. Transportar es necesario.
  3. Nao Victoria. Descubrir y describir.
  4. Buque de 80 cañones. Dominar el mar es dominar el mundo.
  5. Jabeque de Santa Cristina. Resistir o huir.
  6. Barco mixto City of Paris. De la vela al vapor.
  7. El transatlántico Royal Edward. El mar como camino.

El primer ámbito nos transporta a principios del siglo XX, cuando el mar empezó a verse como una fuente de salud y ocio y los médicos recetaban los baños de sol y agua salada. Nada mejor que un balandro, una embarcación de recreo, y una bañista para explicar este momento. A través de olores y de imágenes se recrea el universo playero que hoy nos es tan familiar.

La exposición sigue con el mar como la gran vía de transporte de mercancías. En este espacio los contenedores no están restaurados precisamente para mostrar su larga vida y su utilidad. Continua la visita con el descubrimiento del mundo que facilitaron los viajes en barco desde la antigüedad; un mundo que no era el mismo para los romanos y los griegos que en época medieval o moderna: los fabulosos mapas y atlas de época nos ofrecen esa visión de la geografía plagada de mitos y fantasía, especialmente el Atlas Catalán interactivo que descubre la forma en que los marinos interpretaban las regiones ignotas.

Nao Victoria

La Santa María de la Victoria, de la expedición de Magalles alrededor del mundo.

La guerra y las grandes batallas navales como la de Lepanto tampoco podían faltar en el discurso, y en relación a este ámbito destacar la perfecta iluminación de la obra de Antonio de Brugada y el exvoto en forma de galera del siglo XVI que se halló en la capilla del Cristo de Lepanto de la Catedral de Barcelona y que cuenta la leyenda era consultada por los pescadores para saber, según su inclinación, donde faenar. Y así como no puede faltar la guerra, tampoco lo pueden hacer los piratas y sus fechorías. Fantástico el interactivo para aprender como vestían los piratas y los tipos de embarcaciones utilizadas según las distintas épocas. De los piratas que arrasaron Palamós pasamos a la revolución que supuso el motor de vapor en los barcos y que contribuyó a la expansión de los viajes trasatlánticos como los que hacía el Royal Edward, cuya esencia se representa a través del fondo fotográfico del Museu Marítim en otro interactivo multimedia basado en el dibujo longitudinal del paquebote de vapor Reina Victoria Eugenia (1912, de la Compañía Trasatlántica Española). Miquel, el personaje correspondiente, es un cocinero de un trasatlántico de 1905 que nos habla de las diferentes clases sociales del barco reflejadas también en la comida: de las delicatessen al rancho y los menús para la tripulación y el capitán.

El Royal Edward.

El Royal Edward.

Los personajes de los videos cuentan su historia desde las alturas que custodian auténticas joyas de coleccionista como las cartas náuticas del Mediterráneo de Gabriel de Vallseca y de Pieter Goos, la esfera terrestre de Charles-François Delamarche, una miniatura del Snipe, vestidos de baño de los años 20 del siglo pasado, carteles publicitarios como el de Antonio Utrillo y un cañón de 1751, entre otras muchas.

En definitiva, una experiencia única para toda la familia, didáctica y divertida, que no podéis dejar de disfrutar. Mayores y pequeños tienen su lugar en un espacio expositivo pensado para satisfacer el ansia de conocimiento de alumnos de primaria, de secundaria, de entendidos en la materia y de todo aquel que ame o tenga interés por el mar y lo que representa y ha representado para la humanidad.

Y gracias al Museu Marítim por invitarme a la visita especial para bloggeros y twuiteros de la mano de Mireia Mayolas, Isa Díaz, Susana Navarro y María Teresa Soldevila. ¡Ha sido un placer conoceros!

isabel_egea_mompean_7vaixells3

Fotografía de Dani Zapater

 

Microrrelatos, Premios

III Concurso de Microrrelatos del Museu Marítim

Los microrrelatos del Marítim

Por segundo año consecutivo he participado en el concurso de microrrelatos que hace ya tres años organiza el Museu Marítim de Barcelona. En esta ocasión, el tema del concurso eran los piratas, unos personajes que dan mucho juego y que aún hoy surcan algunos mares. Aventureros, renegados, malhechores, corteses, salvajes, sanguinarios, con licencia de corso o no, siempre con hambre de botín, en muchas ocasiones para conseguir una vida mejor en tierra firme. En los relatos, cuyo conjunto adjunto al artículo, cobran vida piratas berberiscos, filibusteros, mujeres pirata, loros, patas de palo, islas del tesoro y más de 700 historias escritas por pequeños y mayores. Una delicia. Y aunque este año no he resultado premiada, ha sido un honor constar entre los finalistas en la categoría de adultos con uno de los tres microrrelatos que aquí destaco (bajo seudónimo):

Azul otomano

Me lamí las marcas de los grilletes. Me habían soltado en las fétidas entrañas del barco para que tomara mi ración de agua corrompida y pan mohoso, festín que asqueaba hasta a las ratas. Junto a mí, pobre muchacho morisco apresado a traición, se hacinaban otros malhadados y algunos criminales. Unos íbamos a ser vendidos como esclavos, el resto, condenado a galeras. Para todos, la bodega era una tumba flotante, negra como nuestra suerte. Una voz estridente llamó a cubierta al vigilante, señor del látigo y las llaves. Dieron la alerta y un cañonazo impactó, destripando la nave cristiana. La fuerte sacudida me lanzó junto a una brecha en el maderamen. Y a la añorada luz del día, la vi. ¡Alá es Misericordioso! La bandera de mis hermanos en la Fe; para nuestros captores, piratas, para mí, libertadores de la Medialuna, azul como el mar y mi nazar.

Nassir

Doblones de oro (Finalista)

—Vamos, vamos, ¡es para hoy!

Impelido por la punta de un sable, Roberts se asomó al borde del tablón. Detectó unos movimientos ondulantes bajo la superficie y se giró lentamente.

—¡Tuerto! Aunque faltéis al Código jurado sobre la Biblia y el ron, ¿no merezco un último deseo?

El Tuerto asintió, mostrando su dentadura putrefacta.

—Señores —dijo Roberts abriendo el camafeo prendido a su chorrera—, ¿veis esto? Es el pedacito de mapa que precisáis para encontrar los doblones.

—¡Lo llevabais encima! ¡Dádmelo, bastardo!

—¡Tendréis que nadar! Prefiero entregarlo al mar.

El Tuerto y sus secuaces se lanzaron por la borda tras el pergamino. Ciegos de codicia, no vieron aflorar las aletas de los escualos, que los despedazaron.

—Caballeros —concluyó Bartholomew Roberts—, vuelvo a ser el capitán del Royal Rover. ¡Nada hay más valioso para un pirata que su tripulación y su barco!       

Bart the Black

Chambergo pirata

—¡No te escurras, mozuelo imberbe! ¡Esconder el delicado rostro bajo el ala del sombrero tampoco va a salvarte!

—¿Qué yo os rehúyo, viejo? ¡No os tengo ningún miedo! ¡Acercaos si os atrevéis!

—¡No me hagas reír! Una chamana criolla me vaticinó que ningún hombre, y mucho menos un criajo emplumado, me mataría; de ti no temo ni que me hagas un arañazo.

—Razón tenía la que os lo dijo, pues si me miráis de cerca, ahora que mi alfanje os roza, ¡veréis que no soy varón! ¡Y que una mujer os va a degollar!

Bucanera

Fue un placer acudir a la entrega de premios del concurso, que este año no pudo celebrarse en el pailebote Santa Eulàlia y se hizo en el interior del museo, frente a la impresionante reproducción de la Galera Real de Juan de Austria. Mis felicitaciones a los ganadores, que en el caso de la categoría de adultos han sido:

1. El pirata que nunca lo fue (Jero de Pasamonte)
Ton Pedraz Pollo
2. ¡Corre! (Mar del Norte)
Kirsten Miltner
3. La maledicció xinesa (Soulless)
Joan Ayarte Garcías

Y gracias a Miquel López, técnico del Departamento de Educación del museo, por su amabilidad y su gestión de esta divertida iniciativa cultural. ¿Y el año que viene de qué ira el concurso? Comienza la cuenta atrás hacia la nueva convocatoria.

microrrelats_museu_maritim_fotomuseu

Cómo publicar un libro

El agente literario

Tener o no tener agente literario, esa es la cuestión

Cuando un escritor novel acaba su primera novela y llega el momento de pensar en la publicación, la posibilidad de contratar a un agente literario es una de las cuestiones que suelen plantearse. La figura del agente literario la conocemos fundamentalmente a través de series y películas estadounidenses, ya que por aquellos lares hace mucho que tener un agente es algo corriente. La Sra. Fletcher tenía agente, pero en su momento nos parecía un personaje más de la serie, una profesión propia de la ficción o destinada a escritores consagrados. He leído consultas de jóvenes escritores en webs de escritura en las que preguntaban sobre la existencia real del agente literario, y si era factible encontrar uno en España. Pues la respuesta es clara: sí hay agentes literarios en España, la cuestión es elegir el que pueda estar interesado en nuestra obra y estar dispuesto a aceptar sus condiciones.

Agencias literarias en Barcelona

Para entender mejor la función de un agente literario hablaré de los ejemplos de algunas agencias de mi ciudad, especialmente prolífica en este tema. Si lo que buscáis es un agente dedicado y que ame vuestra obra como vosotros mismos, una de las mejores opciones es la agencia de Sandra Bruna, con más de trece años representando a más de un centenar de autores nacionales y extranjeros (veintinueve catálogos) en España, América Latina y Portugal. Las propias palabras de Sandra definen la labor que realiza ella conjuntamente con su equipo:

“lo importante no es ser el primero, sino hacerlo, y hacerlo bien, con honestidad, claridad y con un objetivo claro. Y así seguiremos trabajando”.

Continuar leyendo…

Experiencias culturales

“Hagadás Barcelona. El esplendor judío del gótico catalán”

Hagadás: la exposición

Han pasado unos días de la Semana Santa y es un buen momento para recordar las fiestas pasadas y aprender algo más de las tradiciones de otras culturas y religiones. En el Salón del Tinell del Museu d’Història de Barcelona (MUHBA) se exponen, del 26 de marzo al 5 de julio de 2015, ocho hagadás o libros de Pascua judía que se crearon en la Ciudad Condal en torno al siglo XIV. En esta época de esplendor comercial, Barcelona acogía una destacada comunidad judía en constante contacto con sus hermanas del Mediterráneo y resto de Europa. Es un momento clave en la creación de libros ilustrados con miniaturas, y entre las producciones que salieron de los talleres barceloneses estaban estas obras de arte en las que participaron artistas judíos y cristianos.

La exposición del MUHBA reúne, por primera vez en seiscientos años, estas maravillas iluminadas que se dispersaron por el mundo tras la expulsión de los judíos de la Península Ibérica en 1492. Un siglo antes, una revuelta antijudía arrasó el “call” o judería de Barcelona, dejando trescientos muertos (aquellos que no se convirtieron al cristianismo) y un rastro de fuego y desolación en la que había sido, según Benjamín de Tudela “una comunidad santa de hombres sabios y prudentes y grandes príncipes”. Las Hagadás catalanas pasaron a Italia y de allí a los Balcanes, Francia y la Europa germánica. Coleccionistas privados y posteriormente museos y bibliotecas las conservaron para la posteridad. El ejemplar de Poblet es el único que regresó, tras muchos siglos, a casa.

Haggadha de Poblet. Manuscrit sobre pergam’ Mides:  18,2x13,5x1,5 cm

Continuar leyendo…

Experiencias culturales

Mr. Turner y su pincelada tardía

“Late Turner” en la Tate Britain

Joseph Mallord William Turner tenía sesenta años cuando inició un camino sin retorno al apogeo de su arte. En vez de representar su ocaso creativo, los últimos dieciséis años de su vida fueron los que nos dejaron las obras más significativas e innovadoras del pintor británico nacido en Londres en 1775. Sin embargo, los críticos y el público de su época no lo apreciaron como merecía, incluso pensaban que su pincelada audaz y alejada por momentos del arte figurativo era obra de la pérdida de facultades achacable a su edad avanzada.

La Tate Britain de Londres recoge gran parte de las obras postreras de Turner y las expone juntas celebrando la liberación de la estética victoriana y sus perjuicios. La exposición “Late Turner” pretende mostrar al artista en toda su originalidad e inventiva, en su compromiso con la sociedad y cultura de su tiempo y en su legado ideológico a la posteridad.

La imagen destacada del artículo no pertenece a este periodo, dado que no se pueden fotografiar las obras de la exposición comentada, sino a un fragmento de la maravilla titulada “Chichester Canal“, pintada en Sussex, al sur de Inglaterra, en 1828. Los colores brillantes se matizan con una pátina de ceniza que se cree refleja la atmósfera vivida en el llamado “Año sin Verano”, es decir, en 1816, cuando una serie de fenómenos atmosféricos hicieron que las temperaturas bajaran, las cosechas se malograran y se produjeran erupciones volcánicas como la del Monte Tambora en Indonesia. Como evolución a esta obra encontramos la tardía Paz – Entierro en el Mar (1842), en la que Turner muestra la escena del entierro de su amigo Sir David Wilkie, muerto en Gibraltar. Un barco negro como la noche y las llamas resplandecientes procedentes del funeral manifiestan el cambio en la iconografía del autor. Recomiendo que lo comprobéis por vosotros mismos visitando la exposición de la Tate.

Algunas de las obras tardías de Turner están en un delicado estado de conservación por culpa del abandono que sufrieron tras la muerte del pintor, cuando se almacenaron en su estudio a la espera de la decisión de sus herederos y de la resolución de los problemas gubernamentales al respecto. Veintidós años después de la muerte de Turner, la colección se disgregó en contra de los deseos del artista. Hoy en día la Tate Britain reúne la mayor cantidad de obras del maestro. Continuar leyendo…